Brackets metálicos

Estos son los brackets metálicos convencionales que generalmente asociamos a los pacientes adolescentes. Aunque también hay adultos que solicitan este tratamiento, éstos por lo general prefieren métodos más estéticos que no interfieran en su estilo de vida.

A su favor diremos que los brackets metálicos son un sistema altamente efectivo para mover los dientes. Permiten corregir cualquier tipo de maloclusión (apiñamiento, separaciones, sobremordida, mordida abierta, mordida cruzada) pero son más antiestéticos.

Por estos motivos, si los comparamos con los brackets de zafiro o con los de porcelana, los metálicos tradicionales destacan por su precio, ya que son los más económicos de los tres.

Brackets de zafiro

Si es necesario un tratamiento más discreto, este tipo de brackets puede ser una buena opción. Son altamente estéticos, ya que están fabricados con cristal de zafiro.

Este es un material que, además de ser muy resistente, interfiere en menor medida en la propia sonrisa del paciente. Los brackets son transparentes, por lo que dejan ver el color natural del diente del paciente. Y, además de estas propiedades, el cristal de zafiro cuenta con la ventaja de que no se tiñe con el paso del tiempo.

A propósito de esto, es necesario destacar que los brackets de zafiro son los únicos de los considerados “transparentes” que ofrecen una verdadera transparencia que perdura a lo largo del tratamiento.

Además de la cualidad estética, los brackets de zafiro están muy pulidos y tienen los bordes redondeados. Esto hace que sean más cómodos que los brackets convencionales, ya que no generan las molestias típicas de los aparatos metálicos.

Comparados con estos últimos, los brackets de zafiro tienen un costo superior que los metálicos. Pero, como ya hemos señalado, cuentan con las ventajas de ofrecer mayor estética y comodidad.

Brackets de porcelana

Los brackets de porcelana o cerámicos son una tipología de brackets estéticos. No son los únicos tipos de brackets estéticos, pero son lo brackets estéticos más económicos.

No tienen las mismas propiedades que los de zafiro, pero son una alternativa viable para casos de poca complejidad.

En este primer turno se procede a abonar la primera cuota del tratamiento seleccionado.

Testimonios